Entrevista a Manuel Peña Grimaldi

La web Andalucía Información ya recoge la entrevista a nuestro paisano Manuel Peña. Se puede consultar en este enlace.





Jornadas Micológicas en Barbate

En relación con la entrada de ayer sobre las setas me ha llegado un email sobre las próximas I Jornadas Micolgicas Parque Natural de la Breña que se celebrarán en Barbate. Investigando un poco sobre el tema, he descubierto el blog Naturaleza Benalup que no conocía y al que os remito para que los interesados puedan echar un vistazo al programa de las jornadas (también hay otras en Ubrique la semana antes)

Las setas de nuestra comarca

Hace unas semanas publicaba en De Trafalgar a Los Alcornocales un pequeño reportaje sobre la temporada de recogida de setas, y como no quiero que el blog quede estancado pues lo pongo ahora por aquí. Eso sí, si alguien está realmente interesado en el tema le dejo la web de la Asociación Micológica y Botánica la Breña, que es bastante completa. Y, sobre todo, mucho cuidado y no cojáis nunca hongos si no los conocéis que por la zona los hay venenosos e incluso mortales!!


LA PASIÓN POR LAS SETAS SE ASIENTA EN LA JANDA

Otoño es sinónimo de recogida de setas en buena parte de la Comarca de La Janda, donde existen muchos lugares en los que se puede ejercer esta entretenida, bonita y práctica actividad, como, por ejemplo, los entornos de los parques naturales de Los Alcornocales y La Breña.

Las setas son un producto altamente valorado en la gastronomía y suponen un placer el comerlas. Pero, además, el placer se puede multiplicar si es uno mismo quien busca por los montes estos alimentos tan suculentos y, además, de alegrarse el paladar tiene ocasión de practicar un sano excursionismo por las maravillas naturales de la zona. La comida sana y suculenta y el excursionismo se dan así de la mano, aunque hay quien opta simplemente por practicar esta afición sólo como observador y no como recolector.

Este año se ha adelantado al mes de octubre el inicio de la temporada de recolección de setas debido a las abundantes lluvias de primeros de año que aún se dejan notar. Normalmente, el periodo para la recolección de los hongos comestibles comienza a mediados de noviembre.

En toda la Comarca existe una gran variedad de setas silvestres, aunque es en la estación de otoño cuando más abundan, tanto en calidad como en cantidad. Y también existe una gran afición por esta actividad, prueba de ello es la existencia desde hace casi seis años de la Asociación Micológica y Botánica La Breña, con sede en Barbate, y que cuenta con más de 80 miembros.

El presidente de esta asociación, Domingo González, constata que La Breña es un excelente lugar para buscar setas y que “hay sitios muy bueno” como la zona de Majales del Sol y el camino de la Torre del Tajo, que además es una ruta excelente para practicar el senderismo. También alude a la zona de Barranco Hondo, donde hay otras variedades de hongos comestibles.

Entre las especies de setas que se pueden encontrar, tanto en La Breña, como en Los Alcornocales, además del champiñón silvestre, el más conocido, están otras como el níscalo, la chntarela, amanitas o diversas especies de macrolepiotas o de lepistas, entre otras.
“Todas estas, y una infinidad de especies que costaría tiempo nombrar, las podemos encontrar en nuestro Parque Natural”, cuenta el presidente de la Asociación Micológica en su blog.

También añade allí algunas anécdotas históricas sobre este manjar: “Hipócrates las describió como especies de vegetales con propiedades curativas; y otras culturas como la Egipcia y la Romana ya la utilizaron como veneno, aparte de la cualidades culinarias que tenían algunas de ellas como, Amanita caesarea, que alcanzo tal prestigio en la época romana, que era considerada como un manjar de los dioses, al emperador Claudio le debía de encantar este manjar hasta tal punto, que fue envenenado por su esposa Agripina después de comerse un buen plato de Amanita caesarea mezclada con la mortal Amanita phalloides”.

Así, Domingo González recuerda que esta actividad entraña sus riesgos y avisa de que en la zona hay especies tóxicas y potencialmente mortales, en especial las lepiotas de menos de 15 centímetros. En este sentido, recuerda una norma básica en la recolección de hongos comestibles: “Ante la mínima duda, no lo cojas” o de lo contrario uno podría tener el mismo final trágico que tuvo el emperador Claudio.

Que haya especies tóxicas significa que “ir a recoger setas para nuestro consumo sea una actividad que requiera ciertos conocimientos, como por ejemplo, estar seguro de la seta que vamos a recolectar, o ir con alguien, experto en el tema micológico, y sobre todo seguir ciertas reglas que son básicas” y que entran dentro del sentido común. Así que si uno no lo tiene muy claro siempre puede dedicarse a la observación.

Y UNAS CUANTAS CURIOSIDADES...

El caso más conocido es sin duda el del emperador romano Claudio. Según los historiadores el emperador, que gobernaba media Europa, murió tras ser envenenado por Agripina, su propia esposa, quien durante la cena le sirvió una seta tóxica. Conspiraciones aparte, los propios romanos fueron los primeros gourmets de las setas.

La consideraban golosinas aunque también existian opiniones variadas como la de Séneca, que no las considereba un alimento propiamente dicho, sino algo que modificaba el apetito e inducía a comer a quien ya estaba saciado. Consumian trufas, agáricos, boletos, bejines, colmenillas y como no, la Amanita caesarea, considerada hongo imperial o alimento de los dioses.

No obstante, los romanos no fueron los primeros en comer setas, ya que se tiene constancia de que los hombres prehistóricos se alimentaban de ellas y además pudieron usarlas como drogas. Prueba de ello es un descubrimiento que se hizo en septiembre de 2001.

En la frontera entre Austria e Italia se descubrió el cuerpo momificado y conservado en el hielo de un hombre de hace 5300 años. Al lado del hombre se encontraron alrededor de setenta objetos, entre ellos unas pequeñísimas setas.

Aún no se sabe con certeza para que servían, pero se barajan dos hipótesis: o eran setas alucinógenas que servian para evadir las dificultades en su peregrinación por las duras condiciones de la nieve, o servían como soporte para crear fuego.

--------------------------------------------------------------


A la izquierda, la Amanita Phalloides, una seta mortal que se encuentra en nuestro entorno. No sólo el emperador romano Claudio murió tras ingerir esta seta, también acabó con la vida del Papa Clemente VII, la zarina Natalia Kirillovna o el Archiduque Carlos de Austria. Entre otras cosas, se caracteriza por la tonalidad verde oliva en la parte superior. En esta web hay un comentario sobre esta seta y sobre las otras cuatro mortales que hay en la Península

Remodelación de la plaza Gutiérrez Mellado

Hoy en un día lluvioso, Cabaña ha inaugurado la remodelación de la plaza Gutierrez Mellado. Lo más destacado el re-saneamiento de la fuente y modificaciones en la zona de juegos del parque infantil. También hay una nueva iluminación, que a ver cuánto dura. El coste ha sido de unos 120.000 euros, financiados por el plan europeo Feder.